Cuando se muestra lo invisible


Ayer me felicitaron dos veces por el grupo que tutorizo. La diana de las gracias fui yo y ellos permanecían ajenos a una conversación entre adultos aburridos y feos.
Es una clase complicada, muchos convertidos en una extensión de la infancia perdida y el ego de los progenitores. El centro educativo guarda no pocas heridas del paso de ellos por las aulas y por las vidas docentes.

Supongo que los asombrados monitores supusieron que una férrea disciplina y un buen régimen de castigos tiene sus frutos: una clase interesada, respetuosa, participativa, noble...
Nada de eso. No he impuesto castigos porque nunca lo hago (bueno, sí, cuando un compañero vulnera los derechos del grupo de forma sistemática y reiterada). Lo que sí he hecho es hablarles como adultos y poner encima del tapete un conjunto de dinámicas sociales invisibles, bajándome de la tarima y mezclándome con ellos, mostrándome como soy, cómo siento y qué espero de cada uno de ellos. No he utilizado una docena de emoticonos facebooquianos, no he practicado los exorcismos de moda ni he ejercido de terapeuta emocional, simplemente he procurado espacios de intercambio humano en el día a día. A veces me he ido a casa frustrado, otras enamorado de ellos. Incluso he llegado a tener hacia ellos sentimientos prohibidos en este oficio. Con todo ésto, ellos siempre han tenido conmigo muestras de cariño y respeto entretejidas de eso, chiquilladas.

A estas alturas del curso ya huele a playa. Mi tristeza de adulto, y algunos restos de soberbia docente que aún llevo enganchados morían otro día más escuchando el chillerío cuando les dije que podían mojarse los pies en el mar.
 - Que nooo, que se van a empapar!, que se ensucian de arena y luego en casa...!- me reprendían los otros maestros acompañantes.

Quiero pasar el testimonio de las felicitaciones recibidas a este grupo porque el mérito de lo que han conseguido solamente es de ellos.


Cuando se muestra lo invisible Cuando se muestra lo invisible Reviewed by Manel Guzmán on 22:03:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Pasa?

Con la tecnología de Blogger.